Buscar este blog

Páginas vistas en total

Entradas populares

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

lunes, 16 de julio de 2012

¡Vuela Imaginación!


1-El Contador de cosas.

La intención que uno tiene cuando escribe, simplemente, es comunicarse con otras personas a través de las palabras y de esa forma expresar lo que se piensa, más allá de aspirar a ser un gran escritor, aunque es bien cierto, que la idea de conseguirlo se convierte en un objetivo muy tentador, pero lograrlo no está al alcance de cualquiera. No es muy elevado el tanto por ciento de quienes a lo largo de la historia de la humanidad, han conseguido convertir la escritura en arte manejando con singular maestría e ingenio su pluma.

Escribir, tiene mucho de comunicación, bastante de terapia y todo de creatividad, ya que te permite desarrollar sin limitación y libremente tu imaginación, al mismo tiempo que puedes transmitirle a otras personas tus ideas y pensamientos, tus realidades y fantasías.

Se trata en definitiva, de contar cosas, de ejercer de simple contador, sin pretender traspasar la frontera que delimita la propia capacidad y el intelecto personal.

Contar cosas, verdaderas o inventadas, al final, darle sentido al hecho de aprovechar parte del tiempo disponible cada día. Se trata de desarrollar la acción de crear algo, en este caso, poniendo las palabras en su sitio, o al menos intentándolo, y abrir de alguna manera la puerta de los sueños para transportarlos al papel y que los contenidos no se pierdan en el inmenso, profundo y desconocido mar de la existencia.

 
2-¡Arriba el periscopio!

 
El capitán, orgulloso de su tripulación y entusiasmando por estar al mando del submarino más moderno de la Armada, dio la orden con voz enérgica:

¡Arriba el periscopio!

Pegó su ojo al visor y miró.

¿Y qué vio?

- Un chimpancé recitando poemas de Bécquer.

- Una sirena nadando a estilo mariposa en una piscina de agua salada y con olas.

- Un jugador de baloncesto que medía más de tres metros de altura.

- Un ratón muy mosqueado, que con cara de pocos amigos, perseguía a un tigre.

- Un inmenso mar de color verde con olor a menta (bueno, lo del olor, se lo supuso el capitán, ya que desde el periscopio se podía ver, pero no oler).

- Un sabio loco, que asombrosamente tenía respuestas para todo.

- Un cocodrilo con dentadura postiza.

- Una playa con polvo de oro en vez de arena.

- Un elefante con visera y gafas de sol, tumbado en una hamaca gigantesca.

- Un político con un coeficiente intelectual alto (en este caso, puede que el criterio del capitán no haya estado excesivamente acertado).

- Otros políticos acusados por varios casos de corrupción (en esta ocasión lo que vio el capitán se ajustaba totalmente a la realidad).

- Un león con peluquín.

- Enormes nubes de algodón dulce.

- Una Miss Mundo con tres carreras (¡Y luego dicen que las guapas son tontas!)

- Un loro que trabajaba en la ONU como traductor.

- Un cobarde que no tenía miedo.

- Y un valiente (presunto) que al menor ruido (¿de sables?), se escondía debajo de la mesa.

- Un delfín resolviendo ecuaciones matemáticas.

- Un hombre, que cuanto más comía más delgado estaba.

- Un caballo de carrera jubilado por que tenía reuma.

Y quizás, volvió a equivocarse el capitán (la verdad, es que era algo miope), cuando afirmó haber visto a un Presidente de Gobierno (ignoramos el país), que nunca decía mentiras (a un marinero de la tripulación que se le escapó la risa cuando lo oyó, y acabó tres días arrestado en su camarote).

Siguió y siguió viendo cosas el capitán a través de su periscopio, hasta que se hizo de noche, y esperó a que de nuevo el día siguiente le trajera nuevas imágenes (¿extrañas, irreales, quién lo sabe?)

Conclusiones:

El pensamiento es libre, y la imaginación también.

Cada cual controla lo que piensa.

Pensar no hace daño, aunque se piensen tonterías.

Hay que ejercitar la mente, mejor que dejarla siempre en blanco.

¡Nadie puede pensar por mí!

 
3-Correr en el aire.

Quizás a muchos igual que a mí les ha pasado, y también hayan tenido sueños en los que uno se ve corriendo mientras alguien o algo le persigue, sin embargo, resulta imposible avanzar por que los pies nunca tocan el suelo. Es la sensación como de correr en el aire, al menos eso es lo que parece, aunque es un poco complicado de explicar, ya que se trata de algo que no puedes comparar con una experiencia real, por que obviamente nunca la has vivido.

No sé lo que el futuro a nivel de nuevas tecnologías nos deparará, quizás con el tiempo se pueda correr en el aire, así que no desespero para que algún día pueda trasladar algo que sólo está en mi cabeza, a la realidad.

Los sueños son inexplicables, al menos muchos de ellos, por eso es bastante difícil saber por que muchas veces se repiten y uno se ve haciendo un esfuerzo que resulta inútil por que no se avanza. Quizás no te quieres escapar de otros y sí, huir de ti mismo, y de ahí esa sensación de mover las piernas con tal frecuencia de movimientos que más bien pareces imitar a un pollo sin cabeza, pero por más que lo intentas, el desplazamiento se vuelve imposible, solo flotas y tus punteras nunca encuentran un apoyo firme. Jamás recuerdo como acaba el sueño, aunque quizás la explicación más lógica que tengo (si es que existe, en este asunto) es que, si realmente de quien quiero escapar es de mi mismo, creo que va a resultar misión casi imposible, de ahí que por mucho que agite mis piernas, por mucho impulso que mis músculos quieran darle a mi cuerpo y por mucha amplitud que pretenda alcanzar con mis zancadas, jamás me muevo del mismo sitio. Trataré de averiguarlo la próxima vez que mi sueño me vuelva a convertir en el atleta del espacio.

 
4-Solo números.

Uno más uno igual a dos.

Dos mejor que uno.

Uno siempre sólo, mejor que mal acompañado.

¿Acompañado?, solo si es en buena compañía.

Así sí, mejor dos.

Dos más uno tres.

Tres son un trío.

¿Quién se apunta?

Dicen que no hay dos sin tres.

Pero creo que sobra uno.

Mejor dos.

Tres son multitud.

Tres eran los Mosqueteros.

Tres eran los Panchos.

Y también tres, las hijas de Elena.

Y ninguna era buena.

Pero las tres estaban muy buenas

Y tres eran las Moscas Cojoneras.

Tres más uno son cuatro.

Cuatro son dos más dos,

Dobles parejas.

¿Intercambio?

Bueno……. pasemos al cinco.

¡Agachate que te……..!

¡Mejor doy un brinco!

Uno sólo, más el cinco.

Y ya tenemos al seis.

Tres parejas.

O dos tríos.

Demasiado lío.

¡Apaga y vete!

Ahora se nos aparece el siete.

Siete eran los Magníficos.

Y siete los Pecados Capitales.

Y los días de la semana.

Que pasan en un periquete.

Se nos va el siete.

Ahora también el ocho se nos mete.

¿Ocho?

Suena a timo.

Tocomocho.

A mentiroso.

Pinocho.

A dulce.

Bizcocho.

Con el agua llega el nueve.

¡Abre el paraguas que llueve!

Y con el frío y la nieve.

Aparece otra vez el nueve.

Ahora, ya nadie se mueve.

¡Atención que llega el jefe!

Aquí está el diez.

¡Pero que desfachatez!

El cero, es quien aparece primero.

Atrás se ha quedado el uno.

Uno más uno igual a dos…


Resumen:

1-Tan solo imaginar y contar. Simplemente escribir y comunicar.

2-Cada cual puede pensar lo que le apetezca y dejar volar su imaginación, aunque siempre hay que saber el sitio donde hay que aterrizar y volver a poner los pies en el suelo.

3- Los sueños son una fuente inagotable de creatividad e imaginación aunque en muchas veces ocasiones es muy complicado saber lo que quieren decir.

4-Tan solo una forma diferente de contar.


Enlaces:

No solo fútbol (futboltrainer.com).

Perdido en el planeta tierra.

El Blog de Fran Álvarez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota.- Los contenidos de este trabajo escrito son originales y la propiedad de los mismos pertenece a su autor. No obstante se pueden publicar en otras webs y blogs de internet y en otros medios de comunicación sin autorización previa, simplemente indicando el nombre del autor (Fran Álvarez) y su dirección de correo electrónico (franalvarez02@hotmail.com), igualmente ha de indicarse la dirección de esta página web http://elsenderodejulius.blogspot.com/. Estos contenidos no pueden ser modificados y han de publicarse exactamente en su formato original.